Agenda BEAT

Electrónica masiva y familiar: así es el giro que pretende la nueva versión de Creamfields

 

2326660

 

Robert Morrison, gerente general de la productora Street Machine y uno de los promotores que acredita mayor experiencia en el rubro de la electrónica en el país, sabe que los tiempos han cambiado. Que hace una década, el público promedio definía como “techno” cualquier estilo despachado para la pista de baile. O, que hace más menos el mismo período, los DJs y las tornamesas sólo se vinculaban con el trasnoche, los recintos exclusivos y la juerga interminable.

 

“Pero son dos visiones que han ido variando. Hoy se ha segmentado tanto la electrónica que la gente sabe distinguir entre un estilo y otro, identifica características globales de los géneros. Ya no todo se mete dentro del saco del techno. Eso hace que el nicho se vuelva mucho más transversal, con público tanto adolescente como adulto. Y, por otro lado, la tendencia apunta a que los eventos ya no sólo se asocian al carrete sino que tienen un contenido más de espectáculo, donde puedes ir a ver electrónica tal como ves un show de pop y rock”, postula Morrison.

 

En base a ese diagnóstico, su compañía alista desde hace unos meses una de las mayores aventuras del negocio en el mercado local y que encarna la renovada era de los ritmos sintéticos. Creamfields, la cita electrónica más legendaria del planeta, se hará el domingo 6 de noviembre (un día atípico en esta clase de encuentros) y en el Club Hípico (un lugar de alta convocatoria más habituado a abrazar recitales masivos de rock).

 

“Eso refleja que se puede hacer algo diferente, un domingo y en un horario casi familiar”, describe el ejecutivo en torno a una cita que irá del mediodía a las 21.00 horas. Luego sigue: “Queremos romper el paradigma de la noche, haciendo algo más sano y accesible”.

 

En esa misma línea, Creamfields ya cerró su cartel de artistas, hegemonizado por créditos actuales o nacidos en las variantes más comerciales y masivas de la electrónica, aquel universo que en Estados Unidos se ha bautizado como EDM (Electronic Dance Music). Por ejemplo, entre los principales está Tiësto, el holandés con cartel de clásico que empujó al género hacia otras arenas, gracias a nominaciones a los Grammy o presentaciones en las oberturas de los Juegos Olímpicos; el trío francés Apollonia, adscritos a un sonido tan influyente como el house y con menciones habituales en medios como Billboard; el DJ Marshmello, una de las estrellas de 2016 y que se disfraza como esa golosina esponjosa; y otros holandeses, Blasterjaxx, de amplio recorrido en el dance de espacios multitudinarios.

 

Otros invitados son Borgeous, Don Diablo, Feliz Jaehn, Lost Frequencies, Mike Cervello, Oliver Heldens, The Martinez Brothers y Yellow Claw. Entre los nacionales están DJ Who, Rod Valdés, Amalia Balbontín y Cris Celiz. Todos se repartirán en cuatro escenarios temáticos, lo que también configura otra huella de crecimiento: el espectáculo, durante sus 12 años en Santiago, siempre se distribuyó en tres tarimas.

 

Pero Creamfields no es el único hito que resume los nuevos derroteros de la electrónica. Sólo en abril, otro festival, Andes Arena, tuvo un segmento para todas las edades, apelando al público quinceañero que hoy es devoto del estilo (para muchos, en reemplazo del rock). Aunque para mayores de 18, Ultra es otra instancia enfocada en una audiencia netamente juvenil y ya tiene fecha de retorno: 8 de octubre en Movistar Arena.

 

Disclosure, una de las últimas sensaciones del circuito, estarán el 29 de septiembre en el reducto de Parque O’Higgins con un espectáculo habilitado para mayores de 14 años. En tanto, Nicky Romero se presentará el 18 de septiembre en el hotel W.

 

Por otro lado, la franquicia española Sonar -que el año pasado debutó en la capital y que se centra en un público más experimentado y de apetito menos comercial-, aún no confirma si tendrá una segunda edición en el país, ya que hoy está en etapa de plena evaluación.

 

 

Numero BEAT FM
Numero BEAT FM

Facebook SÍGUENOS EN FACEBOOK

Twitter SÍGUENOS EN TWITTER